Museo Arqueológico

El museo Arqueológico de Sevilla está ubicado en Plaza de América, frente al Museo de Artes y Costumbres Populares (antiguo Pabellón Mudéjar) y junto al Pabellón Real, dentro del Parque de María Luisa. Era el antiguo Pabellón de Bellas Artes de la Exposición Iberoamericana de Sevilla.

En 1911 se celebró un concurso para la construcción del edificio que es ganado por el arquitecto sevillano Aníbal González, con un proyecto de estilo neo-renacentista. La obra se ejecutó entre 1912 y 1919, como parte de muchas obras que se realizaron en Sevilla en el contexto previo a la Exposición Iberoamericana de 1929, y fue bautizado como “Palacio del Renacimiento”. Durante la exposición fue dedicado a Palacio de las Bellas Artes. Las colecciones arqueológicas se trasladaron al edificio en 1942.

El diseño exterior del edificio tiene influencias del Palacio de Monterrey de Salamanca, construido en 1539 según un diseño de Rodrigo Gil de Hontañón y fray Martín de Santiago para el tercer conde de Monterrey, Alonso de Zúñiga y Acevedo. El interior, con el amplio hall de forma ovalada, se inspira en el acceso con hall circular de otros museos europeos como el Altes Museum de Berlín.

 

Desde el 1 de marzo de 1962 el conjunto de edificio y contenido es declarado Monumento Histórico Artístico. Durante la década de 1970 el museo sufre obras de ampliación y mejora, aumentando el número de salas hasta las existentes 27 actuales donde son conservadas más de 60.000 piezas, sumando objetos en propiedad y depósito; entre ellas las piezas procedentes de Itálica ocupan un lugar relevante, por su calidad y por su número, al irse trasladando allí los nuevos hallazgos, así como la pequeña pero relevante colección que se exponía, con piezas menores de hallazgos en superficie antiguos, así como mayores, de las campañas realizadas entre 1970 y 1978, en el efímero Museo de las Excavaciones del propio yacimiento, hace pocos años desmantelado. No obstante, el edificio sigue necesitando importantes reformas.

La excelente calidad de las obras y piezas que forman parte del fondo del museo además de la cantidad que custodia lo hacen estar entre los primeros de España, son de destacar los restos de la época romana e hispanorromana, los más importantes y abundantes que posee el museo, y que proceden en mayor parte de Itálica, en menor medida aunque eso no hacen que sean menos importantes son las piezas procedentes de los municipios de Écija, Estepa, Alcalá del Río, Villanueva del Río y Minas, etc., a estos hallazgos hay que añadir las donaciones realizadas por particulares o incluso el Ayuntamiento de la ciudad. También son destacables las piezas de etapas prerromanas gracias a la calidad de su conservación.

Se puede obtener más información sobre el museo, horarios y precios en su página web.

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter